Ensalada de lentejas

Las ensaladas son la mejor opción para comer legumbres cuando el calor y el callejeo hacen poco apetecibles los guisos y potajes más tradicionales. Especialmente ricas, al menos para el gusto de casa, son las lentejas. Combinan con multitud de los ingredientes de temporada y se obtienen auténticos festivales de color y sabor, además de ser platos rápidos, sanos y ligeros y que aportan el toque fresco del menú.
La que os traemos hoy es bastante completa, pero puede hacerse más básica y con menos ingredientes, así como elegir aquellos que tengamos a mano y más nos gusten. Queda bien el contraste de sabores que aportan el mango y el chile, y le dan un poco de alegría. Que aproveche!



Sorbete de nísperos

Las frutas en verano nos ofrecen muchas posibilidades, y una de las más solicitadas son los helados, todo un mundo que merecería una entrada técnica, a ver si nos animamos un día...
Hoy viene un sorbete de nísperos, que bien podría ser de cualquier otra fruta. Los sorbetes, a diferencia de los helados, no llevan en su elaboración materia grasa, simplemente puré de fruta, almíbar y clara de huevo, por tanto son una opción más light. O sea que te puedes comer dos bolas, o acompañarlo de una tartaleta dulce como en este caso, pero sobre todo no agobiarse que estamos en verano.


Ensalada de verano

Este es uno de los clásicos del verano, una ligera ensalada de verdura que admite muchas variaciones. La habitual en casa tiene como ingredientes fijos las judías verdes y los tomates, el resto según la despensa, el hambre y la inspiración. Me gusta completarla con alguna proteína, servir una ración generosa y con un  postre fresco queda listo un menú de verano.
Aquí a los "fijos" hemos añadido cebolla roja y la proteína corre a cargo del huevo y unos lomos de merluza a la plancha, que ayudan a mantener las calorías controladas. Y para aderezarla os proponemos una sencilla vinagreta de mostaza.

 

Conejo relleno de guisantes con jamón

Hoy un plato doblemente ligero, primero porque la carne de conejo es una de las que menos grasas presenta, junto a un elevado valor nutritivo, y segundo por la técnica de cocción al vapor, que no aporta calorías adicionales. Lo difícil es deshuesar el conejo, pero eso se lo dejo a la especialista del mercado que lo borda. Y para rellenar la pieza hemos elegido un sencillo rehogado de guisantes, que le dará sabor y color manteniendo el espíritu ligero del plato.


Focaccia con aceite de hierbas

La focaccia es una masa genial, a medio camino entre el pan y la pizza y emparentada con la ciabatta. En verano ideal para acompañar una barbacoa al aire libre.
Ya llevamos algunas hechas y nunca duran lo suficiente para tener fotos completas y presentables, ya que es perfecta para picar mientras se hace la comida, y después para acompañar los platos, por lo que al final solo quedan las migas, y eso que tiene un tamaño respetable.
A partir de la masa básica se puede complementar al gusto, en esta ocasión va aderezada con un aceite de hierbas aromáticas y tomates secos y una cobertura de cebolla y olivas negras con escamas de sal.